Buscar

¿Os suenan las siglas RGPD? ¿o las de LOPDGDD?

Si nos hacen esta pregunta, la mayoría de nosotros diríamos que sí, que nos suena, y la respuesta sería: “Si, algo de la Protección de Datos…”


La siguiente pregunta que os hacemos es: ¿Sabes exactamente lo que es? y, ¿sabes que estás obligada a cumplirla en tu centro de fisioterapia?


Aquí es cuando suele cambiar un poco el gesto de la gente… y si encima se entera de las posibles sanciones de la Administración por el incumplimiento de ésta….


El objetivo de esta entrada no es entrar en detalles legales de la misma, sino transmitir la importancia de su cumplimiento y cómo nos afecta ya que como fisioterapeutas se maneja información de terceros, que son en muchos casos considerados como “categoría especial”, ya que se trata de datos de salud que van más allá de los datos puramente personales. Por lo tanto, deben cumplir con el Reglamento General de Protección de Dato (RGPD) y la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de derechos digitales (LOPDGDD).



Sin embargo, a pesar de toda la información que nos llega sobre este tema y, que como consumidores experimentamos en otros sectores, nuestra experiencia en Hefora es que muchos fisioterapeutas la desconocen o no la aplican, y que muchos de los recién titulados no han recibido una mínima formación en el tema, lo que consideramos que debería servir de reflexión al colectivo.



Dentro de las diferentes obligaciones nos gustaría destacar:

  • Inscripción de los ficheros en la agencia española de protección de datos, indicando el uso que se da a los mismos y si se ceden datos a terceros, informando de estos usos a los pacientes.


  • Contrato de confidencialidad si se tienen empleados a cargo, ya que si bien puede parecer obvio para fisioterapeutas, no hay que olvidar que otros profesionales pueden no tener clara esta necesidad de de confidencialidad, como el caso de un administrativo.


  • Plazo de conservación de los datos: Las historias clínicas y expedientes de los pacientes, en general, se conservan 5 años desde el último tratamiento. Aunque esto dependerá de Comunidad Autónoma.


Resulta además de especial importancia informar adecuadamente al paciente y recoger dicho consentimiento informado, que aunque puede ser verbal en muchos de los procedimientos de fisioterapia, debe ser por escrito en aquellos procedimientos que implican un mayor riesgo al paciente, como el caso de la fisioterapia invasiva.


Sanciones


No cumplir con la Ley de Protección de Datos o no adaptar tu clínica de fisioterapia al actual RGPD puede suponer infracciones y éstas llevan aparejadas sanciones económicas, que pueden ascender bien al 4% de la facturación anual o a los 20 millones de euros.

Estas sanciones pueden imponerse aun incluso cuando no hay pérdida de datos en sí. Y os vamos a poner dos ejemplos reales:

No destruir adecuadamente los historiales clínicos de los pacientes

“El responsable del fichero, y, en su caso, el encargado del tratamiento, deberán adoptar las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de los datos de carácter personal y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural.” (Resolución AEPD R/02304/2011)


No atender debidamente el ejercicio de los derechos de rectificación y cancelación

“Serán rectificados o cancelados, en su caso, los datos de carácter personal cuyo tratamiento no se ajuste a lo dispuesto en la presente Ley y, en particular, cuando tales datos resulten inexactos o incompletos.” (Resolución AEPD R/01069/2011)



Por último, nos gustaría destacar que, en este tema, no hay excepciones para empresas pequeñas, puesto que la ley obliga a todo tipo de empresas o entidades, independientemente de su tamaño.


Ahora ya conoces todas las obligaciones con las cuales tiene que cumplir tu centro de fisioterapia, así que esperemos que nunca te veas en situación de volver a leer el último apartado de este blog mientras digas: “lo leí, pero hice caso omiso…”


Quizá esta visión es debido a la casualidad de habernos encontrado con muchos fisioterapeutas que desconocían estos temas.


¿Crees que es casualidad o realmente hay una falta de información y/o formación dentro de la Fisioterapia?

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo